Para ti, que compartes conmigo este trayecto.

lunes, 31 de octubre de 2011

Recordatorio.

Foto: Luke Betts.
Aprendí de la estancia de las piedras.
De la lluvia inesperada.
Del arrojo de la brisa.
Y del reflejo incandescente.

Aprendí del fulgor del horizonte.
De la fuerza de lo simple.
Del desafío de un latido.
Y de lo angosto de una grieta.

Aprendí del arraigo de un respiro.
De lo frágil de un adiós.
Del afán de una caricia.
Y de lo necio de un recuerdo.   

Aprendí tanto...
Que ya no sé amar de otra manera.

A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada