Para ti, que compartes conmigo este trayecto.

lunes, 4 de abril de 2011

También.

Foto: Modimo

Hay protestas que se hacen en silencio; 
que se llevan en los talones, 
en cada pisada. 
Que se ahogan en la circunstancia de una mirada 
y se anidan en la humedad de las lágrimas. 


Que cicatrizan en las manos y se fermentan en la lucha que no cesa.

Es otra forma de resguardarse del desamparo y la muerte.
A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada